El transporte aéreo: esencial y en constante evolución

Desde que broto la emergencia sanitaria del Coronavirus el transporte aéreo ha tenido un papel muy relevante para garantizar las entregas y suministros de los bienes más esenciales. la logística aérea, caracterizada por su fiabilidad e inmediatez, ha sido fundamental y decisivo en este largo tiempo de pandemia.

Se podría decir que 2020 ha marcado un antes y un después en la industria. No obstante, los números no acompañan. Los volúmenes de carga aérea en los aeropuertos españoles de la red de AENA transportaron un total de 787.848 toneladas de carga, un 26.3 menos respecto a 2019, a cierre de 2020. Esto se sucede a que una parte importante de la carga habitual se trasladó en aviones comerciales de pasajeros (reconvertidos a cargueros) por los efectos en el turismo de las restricciones y el COVID-19.

En la Corporación AIT somos expertos en transportar todo tipo de mercancías a cualquier destino, somos conscientes de esta dinámica por lo que nuestros servicios de transporte aéreo están actualizados a las necesidades del mercado en cada momento.

A través del aeropuerto

El aeropuerto con más actividad en 2020 es el Adolfo Suárez Madrid-Barajas con 165.740 operaciones (-61,1% menos que en 2019). Le siguen Barcelona-El Prat, 122.638 (-64,4%), Parma, 76.851 (-64,6%), Alicante-Elche, 37.153 (-63,4%) o Valencia 35.900 (-53,8%).

El horario de vuelos por tipo en 2020 es 51% internacional, 27% doméstico y 22% ruta (con origen o destino fuera de un aeropuerto español).

Transporte aéreo solidario

UNICEF lanzó recientemente la Iniciativa de Transporte Aéreo Humanitario. Más de 10 aerolíneas líderes que prestan servicios en rutas que abarcan más de 100 países se asociarán con ONG para distribuir vacunas, medicamentos esenciales o equipos médicos contra el COVID-19 en respuesta a la pandemia. Una actividad diseñada para ser un mecanismo logístico global de preparación para otras crisis sanitarias o humanitarias prolongadas, donde el transporte aéreo volverá a ser vital. Por otro lado, muchas de las empresas que participan en el programa ya cuentan con una certificación internacional GDP (Good Distribution Practice).

Corporación AIT